COLECCIÓN RICARDO B. SALINAS PLIEGO


El coleccionismo nace del conocimiento, de la curiosidad y de interés, pero sobre todo de la pasión, pues es este el motor que impulsa a la búsqueda incansable de objetos. Ser coleccionista produce ciertamente grandes emociones y satisfacciones, pero al mismo tiempo, implica un serio compromiso de salvaguarda y conservación de las piezas coleccionadas.
Ricardo B. Salinas Pliego ha ido conformando a lo largo de su vida colecciones que constituyen un legado inestimable, por el alto valor artístico e histórico de las obras que las componen: fotografías, manuscritos, mapas históricos, obra gráfica, creaciones en plata, piezas de arte popular, entre otros valiosos acervos configuran un rico mapa sobre aspectos fundamentales de la historia de México, documentos que son una ventana abierta hacia nuestro pasado y nos ayudan a comprender mejor nuestro presente.
Es tarea fundamental para Arte & Cultura Grupo Salinas procurar la salvaguarda de estos acervos, así como difundirlos y acercarlos al público a través de proyectos de investigación y exposiciones, cumpliendo de esta manera con el compromiso de enriquecer la calidad de vida de nuestra sociedad a través del arte y la cultura, fomentando a la vez en ella orgullo e identidad.

Archivos Fotográficos


Los archivos fotográficos se centran principalmente en fotografía mexicana, imágenes tomadas por mexicanos y extranjeros desde mediados del siglo XIX hasta fines del siglo XX. En su mayoría, nos presentan una mirada hacia tiempos pasados de nuestro país, y nos invitan a reflexionar acerca de la historia, la arquitectura, la cultura, las costumbres y los códigos de las generaciones anteriores a nuestra época. Integrando una gran diversidad de técnicas fotográficas esta colección nos permite estudiar la evolución del medio y como ha sido utilizado en la historia de nuestro país.

Acervos


Colección Maestros de la Plata


Con el fin de impulsar y difundir la producción artesanal y el diseño mexicano en plata, Grupo Salinas fundó el Premio Nacional de la Plata “Hugo Salinas Price”, que se llevó a cabo en siete ocasiones entre 2002 y 2015, estimulando así la creatividad de los artesanos y diseñadores de toda la República. En estos años se adquirieron 117 piezas que conforman la parte central de esta colección. Posteriormente, nos sumamos al programa Visión y Tradición, creado por Design Week México, con el propósito de establecer un diálogo entre la producción tradicional y el diseño contemporáneo, a través de la colaboración entre diseñadores emergentes de México, representantes de la comunidad creativa internacional y maestros plateros, integrando 21 piezas nuevas.

Acervo Anita Brenner


Anita Brenner fue una de las promotoras más relevantes del arte mexicano en el extranjero durante la segunda mitad del siglo XX. Periodista, antropóloga, editora y traductora, estableció vínculos con los artistas más destacados de la época. Su labor fue determinante en el proceso de consolidación de la identidad cultural y artística mexicana del siglo XX. Este acervo es el más amplio que existe en México en torno a la periodista. Comprende fotografías de Tina Modotti y Edward Weston, realizadas para el libro Ídolos tras los altares; todo el material gráfico que ella y sus colaboradores reunieron para la edición de la revista Mexico / this Month y, así como un considerable conjunto de objetos personales y obras artísticas que pertenecieron a la propia Anita.

Colección “Orgullo de mi país”


El proyecto que hoy conforma la colección “Orgullo de mi país”, consiste en realizar comisiones a renombrados artesanos de la República para la creación de piezas inéditas que incorporen la figura simbólica del corazón en sus diseños tradicionales. Actualmente, la colección reúne más de 100 piezas representativas de las diversas técnicas y tradiciones artesanales de diferentes regiones y comunidades culturales de México. Durante siglos, las manos expertas han producido enseres para la vida cotidiana, para las ceremonias religiosas y las fiestas cívicas de nuestro país. Actualmente, estas piezas han cobrado valor a nivel nacional e internacional, y su manufactura es motivo de orgullo para los mexicanos, pues en ellas reconocemos nuestra identidad.